lunes, 29 de diciembre de 2014

Rocas de granito y cascadas en el Valle de Yosemite


Fresno, 29 de diciembre

El programa de hoy era claro y simple: Yosemite. Así que hacia el Parque nos dirigimos. Dada la experiencia de ayer en el parque de las Sequoias, pensamos en anticiparnos y alquilar cadenas. Por suerte, averiguando un poco mejor, supimos que hoy no se requerían a no ser que fuéramos al área de esquí, lo cual no estaba en nuestros planes.

Ticket de entrada al paque Yosemite

Yosemite es un parque enorme. El folleto de acceso te recibe con la siguiente leyenda:

Wild Yosemite
Congress has designated over three milion acres of the Sierra Nevada in the National Wildernes Perservation System. This includes 95 percent of Yosemite National Park... Wikdernes is meant to protect forever the land's natural conditions, opportunities for solitude and primitive recreation, and scientific, educational, and historical values as wel as watersheeds, air quality, and wikd life habitat. In wilderness people can sense being a part of the whole communitiy o life in the Earth. perserving wilderness shows restraint and humility and benefits generations that will follow us.

Y hermoso. Un día puede ser poco para verlo en su totalidad. Nos fuimos con esa sensación. Para los que se pregunten si se parece al Nahuel Huapi... diría que mas o menos. No hay un lago imponente. Hay otra flora y otra fauna. La belleza pasa por otro lado: hay domos de granito y cascadas de una altura descomunal. Los árboles también son altos. Todo fluye hacia arriba, como buscando el cielo, vigilado por los cazas que no dejan de recorrerlo dejando sus estelas blancas.

Los "cazas" sobre Yosemite
Ingresando al parque
Accedimos por la zona sur, por Wawona, lo que nos fue llevando por un sinuoso camino rodeado de bosques y un extenso túnel inmerso en la roca.

El túnel en la roca
La salida del túnel se corresponde con una vista espectacular del Valle de Yosemite, o más bien, de una parte de él. Resulta una parada necesaria para ver esas rocas majestuosas y ensayar las primeras panorámicas.

Majestuosas rocas de granito

Lo que sigue es el corazón de Yosemite. La primera parada nos acercó a un paisaje algo helado. Casi se nos congelaron las manos en el intento de capturar la esencia de la increíble cascada.

Horse Tail Fall
El frío fue tal que el paso siguiente fue ingresar en una tienda para comprar guantes, ya que de otra forma que no podríamos disfrutar la jornada. Imposible no comprar otros artículos en una tienda tan nutrida!

Senderos en Yosemite
Ya equipados lo que siguió fue un recorrido a pie hasta el mirador de las cascadas más populares Upper al Lower Yosemite Falls. Había bastantes turistas, todos con sus tripodes tratando de llevarse las imágenes de recuerdo. Nosotros eramos más entre tantos... visitamos también un pequeño centro de interpretación en donde se describían los origenes geológicos, las diferentes rocas graníticas y algunos otros aspectos sociales y culturales en relación al parque.

Para continuar la vista, optamos por el shuttle de Yosemite. Un bus híbrido con paradas regulares en el extenso parque. Con el bus pudimos ver otras áreas como los campings. Vimos carpas tan equipadas que hasta precían tener estufas de tiro balanceado, o algo similar. Nos quedamos con la duda. Llegamos finalmente al área de Lake Mirror y tras una caminata algo acelerada llegamos al lago que, a mi criterio, está bastante reducido, no sabemos si es normal o por alguna sequía estacional. 

Lake Mirror

Como sea, la vista es magnífica y vale la pena en un 100%. Tras capturar las fotos emprendimos el regreso porque el sol comenzaba a ocultarse. El camino pronto se volvió oscuro. Muchos turistas pasarían la noche en el parque, pero nosotros no. Las curvas y contracurvas del acceso eran menos encantadoras por la noche...

Llegamos al rededor de las 19 a Fresno. Pero era ya una muy cerrada noche y lejos quedaban los luminosos paisajes de Yosemite.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada