martes, 23 de diciembre de 2014

Frío en Copahue

Caviahué, 21 de enero 2008
La excursión del día fue Copahue. La llegada al pueblo nos sorprendió con un frío que no calculábamos, en rigor a nuestra experiencia del verano pasado, que según parece que fue una cálida e inusual excepción. Recorrimos el pueblo y consideramos que había menos actividad que el año pasado, parece que la tendencia sería que Caviahué se está transformando en el lugar de alojamiento y Copahue, es una excursión termal.
Subimos por las laderas para ver de cerca una fumarola, y de paso, tener una vista panorámica de la villa termal. Las fumarlas deslumbran con su potencia olor azufre. Una de ellas, repleta de fango burbujeante era lo más parecido en el mundo real al pantano de Shrek.
Breve recorrida por el pueblo, estuvimos mirando de cerca los famosos caños que pretendían implementar un sistema de calefacción invernal aprovechando la energía del volcán. Según se dice, el sistema fracasó porque los caños no resistieron la implacable acción del azufre, como prueba, los deteriorados caños.
Los famosos caños del proyecto que no funcionó en Copahue<br>autor
Los famosos caños del proyecto que no funcionó en Copahue
autor
Copahue, asentada sobre el viejo cráter, es un pueblo que renace con los deshielos, ya que es inaccesible en invierno, absolutamente aislado y cubierto de nieve, es abandonado por todos. Cada año se reconstruye lo que sobrevive al hielo y a la nieve, lo cual le da un aspecto algo precario, o quizá efímero. Dominan la escena las piscinas del ISSN y la hostería, que parecen tener un buen servicio y una clientela muy fiel.
Fangos termales en Las Maquinitas<br>autor
Fangos termales en Las Maquinitas
autor
En “lo de Nito”, compramos sus imperdibles empanadas para almorzar y fuimos directo a “Las maquinitas” en plan de pic-nic. Vimos con gusto que la pasarela estaba mejorada respecto al año pasado, lástima que hacía un poco más de frío y no resultaba tan tentadora la idea de tomar unos baños terapéuticos. Nos divertimos sacando fotos a unas lagartijas que se escondían entre las rocas y que se mimetizaban con los tintes amarillos y anaranjados.
De allí fuimos hacia la Estación Geotérmica y a las Lagunas Mellizas, ubicadas cerca de una instalación militar para uso de los baños termales, hoy, abandonada. Desde la zona puede verse la silla cuádruple del centro de esquí e imaginar un poco el recorrido de las pistas ¡se ve todo tan distinto sin nieve!
Usina geotérmica en Copahue<br>autor
Usina geotérmica en Copahue
autor
De regreso en Copahue, subimos otra de las laderas, donde todavía quedaba algo de nieve endurecida, pasamos sobre un túnel congelado para ver los verdes intensos y las cascadas frescas que surgen del deshielo para llenar de vida a la montaña.
Refugio del Comando Antártico del Ejército<br>autor
Refugio del Comando Antártico del Ejército
autor
Finalmente, retornamos a Caviahué para pasar la noche y prepararnos para la travesía del día siguiente en donde nos despidió una luna llena espectacular sobre el Lago Agrio. Ya la habíamos visto en invierno, por no por conocida, menos espectacular.
Luna llena sobre Lago Agrio<br>autor
Luna llena sobre Lago Ag

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada