domingo, 3 de enero de 2016

Más inglesa que Inglaterra: pero ¡tan americana!

Boston, 2 de enero de 2016

Boston es una ciudad elegante. Estilo colonial inglés ¿sería? Uno no puede dejar de pensar en el amplio contraste entre el estilo colonial hispano y la estética que uno descubre en esta moderna Boston. Qué caminos diferentes ha tomado la historia…



Altos y lujosos rascacielos conviven ordenadamente con edificios tradicionales, cinematográficos cementerios de musgo y piedra, austeras iglesias y generosas avenidas con semáforos siempre accesibles para ciegos. Boston parece por momentos más inglesa que que Inglaterra… pero a la vez, irremediablemente americana. Es mi primera experiencia en este lugar de Estados Unidos… y se ve muy diferente a otros lugares que he conocido.



La gente es muy amable, al estilo inglés. Incluso más. Se acercan para ofrecer ayuda, te cuentan sobre el lugar, clavan los frenos en la calle al cruzar. Es una gran ciudad, pero hay un clima tranquilo, como de pueblo.


Hace frío (muchísimo). Aún cuando era un día 100% despejado la temperatura se mantuvo bajo cero. Montones de nieve en algunos sectores, como evidencia de una nevada reciente podían verse todavía. Incluso sobrevivían en parte, algunas esculturas de hielo hechas con el propósito de conmemorar el año nuevo. La decoración navideña, prolija y ordenada parecía más propia de una escenografía de Disney que de una ciudad real...



La ciudad de Boston invita a conocer la historia de los EEUU, que comenzó con los puritanos que huían de la autoridad de Iglesia Anglicana para vivir la religión libremente, a su modo. Organizados en congregaciones autónomas y autofinanciadas fueron intolerantes con otros grupos religiosos y finalmente, estalló el conflicto con Inglaterra cuando pretendieron colocar un impuesto al té. Y fue justamente allí cuando se desató la historia...




El circuito histórico obligado es el “Freedon Trail” marcado en el pavimiento con una línea roja (por momentos ladrillos, por momentos adoquines). Esta línea conforma un recorrido de 2,5 millas (4 km) que conecta sitios de interés relacionados con el proceso que culminó con la independencia de las colonias americanas de la corona inglesa… y algunos otros monumentos de la historia reciente. Les cuento algunos highlights:

El Boston Common, el parque público más antiguo de los EEUU
En 1634 un tal William Blaxton, primer residente blanco de la península de Shawmut, vendió a los puritanos estas tierras por 30 libras. El área común se utilizó para múltiples finalidades. En 1987 fue declarado Momumento histórico nacional… y alberga varias estuatuas y sitios homenaje… y hasta un cementerio con muertos celébres como Gilbert Stuart, el pintor que realizó el famoso retrato de Washinton que hoy aparece en los billetes de dólar.

Boston Common

Massachusets State House
La sede del gobierno, con su imponente cúpula dorada datan de 1797. La cúpula fue pintada de gris durante la Segunda Guerra Mundial para mantener oscura la ciudad durante los apagones. Recién en 1997 fue restaurada con oro de 23 kilates.

State House

Park Street Church
El edificio data de 1809 y fue inspirada en las iglesias de Christoper Wren en Londres. La iglesia es especialmente célebre porque en ella, William Lloyd Garrinson pronunció, en 1829, el primer discurso antiesclavista.

Park Street Church

Cementerios varios: Granary, King’s Chapel, Copp’s Hill
Varios cementerios pueden verse junto a las iglesias. De características similares, con austeras y desgastadas lápidas de piedra han dado sepultura a los próceres de la independencia americana, personajes ilustres y antiguos habitantes de la Boston colonial, como Samuel Adams, los padres de Benjamín Franklin, Paul Revere, Robert Newman, Robert Treat Paine, Prince Hall...



Entre muchas otras cosas, llaman la atención las jóvenes edades que mencionan en las lápidas… y, como no podría ser de otro modo ¡la gran cantidad de símbolos másonicos!



Mosaico conmemorando la primera escuela pública de América
Este mosaico conmemora la primera escuela pública fundada en abril de 1635. Los puritanos de la Boston colonial estaban muy comprometidos con la educación por lo que era importante que los niños aprendieran a leer para poder leer la Biblia, tal es el origen de las escuelas Americanas: en 1647 se aprobó una ley que establecía la creación de escuelas en todos los pueblos donde había al menos 50 familias…



Old Sate House
Es el edificio público más antiguo de Boston y data de 1783.



Memorial del Holocausto
Es un monumento pensado para involucrar al público ya que se puede experimentar como una instalación artística. Uno atravisa el documento entre la bruma del vapor de agua, velas tras rejas que se sugieren en el suelo, citas para la reflexión y torres de cristal (que representan seis campos de concentración) … Es un memorial moderno y abstracto pero que logra crear un clima espiritual muy logrado. Vale la pena verlo y atravesarlo…



Old North Church
Esta iglesia, que data de 1723 es la más antigua de Boston y ganó su lugar en la historia porque desde su campanario se colocaron linternas para advertir a los revolucionarios que los británicos avanzaban por el mar.



Bunker Hill Monument
Es un obelisco de casi 300 escalones que conmemora una célebre batalla por la indpendencia y a uno de sus próceres, William Prescott. Subimos atléticamente para tener una magnífica vista de la ciudad.



USS Constitutution
Histórico barco de guerra de fines del siglo XVIII, hoy venerable, puede visitarse tras pasar controles de seguridad.


Un marino carismático abordo brinda muchos detalles de su historia… mientras en cubierta podía verse flamear la bandera de la revolución: “Don’t tread on me”.  


La vista acaba, como es previsible, en un gift shop… donde había muchos objetos de merchandising relacionados con la marina. Resultó irresistible y compramos un interesante criptografo…



… y el frío comenzó a hacerse irreverente, no es que estuviermos tan cansados por la caminata, pero ya era hora de buscar refugio y descansar a temperatura templada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada