jueves, 1 de enero de 2015

Bicicletas y tranvías


San Francisco, 1 de enero de 2015


Comenzamos el día alquilando bicicletas en Jefferson St. y Columbus St. en la zona de Fisherman’s Warf. A partir de allí tomamos Marina Blvd. bordeando la costa. Runners y otros ciclistas disfrutaban de un día feriado a todo sol. En la bahía podrían avistarse muchos veleros, algunos intrépidos nadadores y colas de turistas para embarcar en algunas de las varias atracciones y excursiones marítimas. El sendero para las bicicletas puede verse marcado como “Bike Line” aunque en algunas secciones hay que compartir la calle con los autos.

Senda para bicicletas

El Golden Gate desde San Francisco

El camino hacia el Golden Gate no tuvo muchas dificultades, aunque para encarar algunas colinas no alcanzaron los cambios y hubo que arrastrar la bici a pie. El cruce del puente es muy atractivo y un excelente paseo que permite ver la ciudad desde un lugar diferente. 


El Golden Gate, después del cruce, camino a Sausalito
Más adelante, cuesta abajo, antes de llegar a Sausalito las vistas panorámicas son excelentes, tanto del Golden Gate como del Bay Bridge en el otro extremo de la bahía.


Pedaleando camino a Sausalito
Sausalito es una pequeña ciudad (descubrimos según un monumento homenaje que se considera ciudad hermana de Viña del Mar, en Chile) muy cool con hermosas viviendas residenciales y locales comerciales atractivos. Amarramos las bicicletas y tras una pequeña caminata compramos “fish and chips” para comer en plan de picnic disfruntando de una vista increíble. Definitivamente, la “fritanga” es algo que los americanos saben hacer muy bien, porque estaban buenísimas. 


Bay Bridge, San Francisco
En general, la gente opta por regresar en ferry, pero como hoy no había servicios a causa del feriado, deberíamos regresar en bicicleta. Así que terminado el festín decidimos emprender la vuelta por el mismo camino ya que cuando comenzara a bajar el sol, pronto cambiaría la temperatura.


Estacionando bicicletas en Sausalito

El regreso fue al principio un poco más dificultoso y hubo que caminar un poco cuesta arriba, pero luego, ya en el Golden Gate, fuimos tomando velocidad. Por la tarde había mucha más gente de paseo por lo cual a medida que llegábamos al rental fue necesario tener mucho cuidado con los peatones. Luego de dejar las bicicletas buscamos llegar al punto de partida del cablecar, el histórico tranvía, para acercanos a la zona de nuestro hotel.


Ticket del CableCar
Había menos gente que ayer pero igual, fue necesario esperar bastante. Los pequeños coches demoran, y es toda un ceremonia abordarlos, pagar el ticket, y comenzar. Tomamos el tranvía hasta el fin del recorrido en Powell y Market. Las cuestas arriba y hacia abajo son una experiencia que vale la pena disfrutar, por algo es una de las atracciones turísticas emblemáticas de San Francisco.


El Cable Car
Al bajar del tranvía, el sol ya se había ocultado y comenzábamos a sentir frío y el cansancio de una jornada bastante intensa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada